La especulación forma parte de nuestra vida diaria, personal, familiar, laboral, pública.Para entenderque es especular en mercados financieros, es necesario entender que es lo que no es.

Especulando en finanzas

Tanto para un gestor personalcomo para un inversor individual, especular no es invertir sin conocer todo lo que se pueda conocer sobre la inversión planteada, especular no es invertir con información privilegiada, y por lo tanto, sin arriesgar, especular no es apostar o jugar sin una gestión monetaria adecuada.

Especular no es utilizar los recursos de que se dispone para hundir una moneda, un mercado, reventar una divisa, los bonos de algún estado o provocar pánicos bursátiles como el actual, todas esas actividades que desde luego pueden existir, y algunas se han hecho muy populares, tienen que ver con el dinero, pero no son especulación, son otra cosa: irresponsabilidad, ludopatía, delitos o conspiraciones financieras.

El tiempo en finanzas

La variable tiempo, que inéquivocamente, en finanzas va unida al riesgo, es la clave para entender y por lo tanto poder aplicar convenientemente la especulación en mercados financieros:Ahorrar es especular con que una parte del excedente que vienes acumulando, no solo se mantendrá sino que se incrementará y aunque ahora no esté disponible, si se puede asegurar que lo estará en el momento que tú hayas planificado.

Invertir es lo mismo, solo que esa disponibilidad, de todo lo aportado más un incremento, corre el riesgo de no materializarse llegado el fin del plazo previsto (la variable tiempo).

Tal como nos comenta Sebas Trader de MDC Trading Academy, hacer trading es especular con el dibujo que, en función de esta variable tiempo, trazará el comportamiento de los mercados financieros, algo tan complicado como parece y tan difícil como és, solo apto para profesionales y aquellos con un plan de trading bien definido e incrustado en su planificación financiera personal.

¿Y que busco con la especulación?

Conocer las reglas del juego es distinto a saber jugar. ¿Estoy ahorrando?, ¿estoy invirtiendo?, o estoy jugando y acepto apuestas, no valorar el propósito de la acción es un error muy común. Conocer el propósito te permite valorar adecuadamente si puedes afrontar el ahorro o la inversión(y o trading) planteada. ¿Puedo mantener mi nivel de ahorroy/o inversión, y su rendimiento durante el plazo marcado?( otra vez, la variable tiempo).Y es que saber jugar es distinto a saber ganar.

Hay coletillas que introducen mucho ruido en los mercados, “En bolsa solo se gana o se pierde cuando se vende”. Saber perder es fácil, tan fácil como convertirse en ahorrador, cambiar tu plazo, cambiar tu estrategia.

Saber ganar solo saben aquellos que no necesitan cambiar de estrategia, tienen claro cuál es su propósito y saben que pueden permitírselo (o no).Las finanzas personales son una cosa muy sería (al menos sí lo son para este especialista),algo como las hipotecas multidivisa que para un profesional son un producto de primer orden: especula porque conoce el propósito y puede permitírselo, para un profano pueden ser, en fin… muy diferente.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *